Propósitos para fortalecer la salud en el año 2018

Por Vicki Kaufmann

6 de enero de 2018

“La buena salud y el buen juicio son dos de las virtudes más grandes que existen”, escribió Publilio Siro, un escritor y mimo latino que vivió durante los años 85 y 43 AC. Se le conoció por sus palabras sabias e ingeniosas. Me siento identificada con esta simple expresión cuando reflexiono si puedo proponerme algún objetivo de año nuevo, si los hay, para mantener mi propia salud, y sobre lo que podría escribir para motivar a los cuidadores a cuidarse a sí mismos.

En general no soy buena para fijarme metas de año nuevo y mantenerlas, pero mientras más leo sobre el impacto que tiene nuestro estilo de vida en el desarrollo de la demencia, creo que necesito plantearme algunas metas para el 2018. Uno de los libros que comencé a leer durante las celebraciones de fin de año es The End of Alzheimer’s, The First Programme to Prevent and Reverse the Cognitive Decline of Dementia, escrito por el Dr. Dale Bredesen. Bredesen es profesor universitario de neurología en la Universidad de California, Los Angeles, y se le conoce internacionalmente como experto en los mecanismos de las enfermedades neurodegenerativas, particularmente la enfermedad de Alzheimer. Este libro me ha mostrado los diversos elementos en estilos de vidas y dietas que pueden ayudar a prevenir y también a revertir la disminución cognitiva de la demencia.

Existen muchas investigaciones que dan cuenta que el ejercicio y una dieta saludable mejoran los niveles de estrés. El Dr. Bredesen también defiende estos dos elementos de estilos de vida, entre otros. Explica “… la salud mental está estrechamente relacionada con la salud en general”.

El ejercicio y la salud del cerebro

El ejercicio diario es una forma relativamente fácil de mantener al cerebro en un estado óptimo, incluso al envejecer. El Instituto Semel de Neurociencia y de Comportamiento Humano de la Universidad de California entregó recientemente resultados de sus investigaciones que expresan que dar un paseo corto todos los días produce un cerebro flexible y adaptable. En el proyecto de dos años, los investigadores descubrieron que de los 26 adultos (de 60 años y mayores) en el grupo de alta actividad física (definido como aquellas personas que caminaban más de 4.000 pasos o alrededor de 3 kilómetros diarios) tenían un hipocampo más denso, como también tenían áreas del cerebro más gruesas, cuando se comparaban con personas en el grupo de baja actividad física.

Yo trato de caminar alrededor de una milla (cerca de 2.000 pasos) al menos cuatro días a la semana, pero me propongo una nueva meta para el 2018 de duplicar mi práctica a 4.000 pasos (cerca de dos millas). No es realista para mi duplicarla ahora, sino tratar de hacerlo para fines de año. Los monitores de actividad física, los relojes inteligentes, las pulseras de ejercicios, los podómetros, y las aplicaciones para teléfonos hacen que hoy día sea más fácil que nunca monitorear nuestros pasos.

Yo sé que los cuidadores, especialmente las personas que viven en regiones más frías, pueden tener dificultad para salir a caminar todos los días. Sin embargo, los animo a tratar de hacer algún tipo de ejercicio diario. Escojan la mejor forma en que ustedes puedan hacerlo.

La comida saludable

Mi segundo propósito para el 2018 es comer más saludable. El azúcar es “veneno” para el cerebro en lo que se refiere a demencia, entonces disminuiré las bebidas azucaradas, los postres y mis dulces favoritos: los Gummi Bears.

El Dr. Bredesen explica que un índice de masa corporal (IMC) aumenta nuestro riesgo de diminución cognitiva. Cuando leí esto, rápidamente revisé mi IMC para ver si estaba dentro del rango ideal de 18 y 25 de cognición óptima. Aunque el mío está dentro de ese rango, sé que debo trabajar para mantenerlo así. Si ustedes desean examinar su IMC, esta es la fórmula que el Dr. Bredesen ofrece: “Simplemente multiplicar su peso (en libras) por 703, dividir por su altura en pulgadas, luego dividir eso por su altura otra vez” (página 155).

Risas y ejercicios mentales

La risa es una buena forma de “trotar” interiormente. Es un “ejercicio” fácil para el cerebro, el cuerpo y el alma, y no deben salir al aire libre para hacerlo. Una broma al día mantiene alejada a la tristeza. La risa es un buen alivio del estrés porque disminuye los niveles de cortisol y libera endorfinas. La risa emite impulsos nerviosos a los músculos faciales al sistema límbico que es el principal centro emocional en el cerebro. Lean historias humorísticas o vean películas divertidas para relajarse al final de un día difícil.

En tanto trato de hacer todos los días ejercicios mentales usando el sitio web de la AARP y/o materiales de Lumosity, además de puzles de palabras antes de acostarme, mi tercera meta para el 2018 es probar otras formas de mantener mi cerebro en forma y alerta. He incluido un enlace a un artículo escrito por Linda Melone que ofrece “Diez ejercicios mentales que estimulan la memoria”. Ella entrega diez excelentes ideas para estimular y mantener la mente alerta y saludable.

El buen juicio

Incluso en tiempos antiguos, Publilio Siro se dio cuenta que el “buen juicio” era primordial para un estilo de vida saludable. Para muchos de ustedes que son cuidadores puede ser idealista fijarse más de una meta para el año nuevo. Al proponerse más de una podrían sentirse abrumados, y posiblemente sería improbable mantener estas metas durante todo el año. No obstante, espero que, si escogen solo una, esta sea la que los empodere en su rol de cuidadores. Me gustaría sugerir que, si no son aún miembros de algún grupo de apoyo, hagan de esta la meta “Número Uno” del 2018.

Ofrezco presentaciones educativas a grupos de cuidadores y veo que muchos sufren de aislamiento social. Me doy cuenta que hay una gran diferencia en personas que pertenecen a un grupo de apoyo regular. Estos cuidadores parecen estar más sanos, menos estresados, menos deprimidos, y parecen ser animados por otras personas con situaciones y problemas similares. No es necesario avergonzarse por pedir ayuda y apoyo. Es solo una muestra de “buen juicio”. Para encontrar un grupo de apoyo cerca de usted, revise la Asociación de Alzheimer de su área o llame a su teléfono de asistencia abierto las 24 horas, siete días a la semana (800-272-3900).

Seguramente han escuchado la broma, “Un propósito de año nuevo es algo que entra un año y sale el próximo”. No es suficiente proponerse metas. Dejen que el 2018 sea distinto, incluso si se proponen una meta que los empodere. Creen un plan para ayudarlos a mantener su rumbo. Lleven un diario de vida para anotar su avance y lo que han aprendido. Cuídense al tiempo que cuiden a sus seres queridos. ¡Qué el 2018 sea un año que les traiga buena salud!

Les deseo paz, paciencia, compasión y alegría en el cuidado de sus seres queridos hoy día y todos los días del próximo año.

 

El neurólogo Dr. David Perlmutter tiene un video de dos minutos de duración que se refiere a los elementos de estilos de vida y discapacidad. Pueden revisarlo en:

https://www.drperlmutter.com/lifestyle-factors-disability-how-our-lifestyle-choices-improve-quality-of-life.

 

Para más información sobre la investigación de los 4.000 pasos del Instituto Semel, revisen este artículo:

https://www.medicalnewstoday.com/articles/320463.php.

 

Para leer sobre las diez ideas de ejercicios mentales, lean el artículo de Linda Melone:

https://www.everydayhealth.com/longevity/mental-fitness/brain-exercises-for-memory.aspx

 

Para descargar las nueve páginas del programa de desempeño de manejo del estrés de la sociedad revisar el siguiente enlace:

https://praesto.infusionsoft.com/app/linkClick/17468/6b93479f0b6749ad/15782808/892b033902910aa4

 

Sobre Vicki Kaufmann: es educadora y consejera familiar profesional jubilada. Fue muy feliz y recibió muchas bendiciones durante los siete años, desde 1999 hasta 2006, cuando se convirtió en la cuidadora de sus ancianos padres. Su madre padeció demencia vascular y Alzheimer. Lean más sobre la vida de Vicki: Read about Vicki’s journey.

Posted in Circulo de Cuidado.