Los 6 principales riesgos de la creciente crisis de la #demencia @LamsonAndCutner

Por Cynthia Kuster

Hay una expresión que dice: “No hay buena acción sin castigo”. Para bien o para mal este dicho se aplica a la población de los adultos mayores de los Estados Unidos. Debido a mejores hábitos de salud, mejor alimentación y a la progresiva práctica de la medicina para tratar enfermedades físicas, las personas están viviendo cada vez más, generalmente, mucho más tiempo, de lo que ocurría incluso hace una generación. Sin embargo, la medicina aún no es capaz de abordar efectivamente el deterioro mental.
El resultado es que cada vez más un mayor número de personas están viviendo los últimos años de sus vidas en buen estado físico, pero con algunas de las diferentes formas de demencia. El grupo de adultos mayores con demencia es numeroso, alrededor de 10 millones solo en los Estados Unidos. Y se espera que esta cifra aumente radicalmente en los próximos años. ¿Cuáles son los problemas que ocurrirán a causa de esta tendencia, y cómo pueden las personas protegerse de ellos?
Nota importante: Algunas de las estrategias de Medicaid que explicamos aquí son específicas del Estado de Nueva York, cuyo programa de Medicaid está entre uno de los más generosos de todos los estados.

Riesgo #1: El cuidado de pacientes con demencia es extremadamente costoso.

Las casas de reposo en Nueva York pueden costar $200,000 al año, e incluso el cuidado de pacientes en el hogar puede alcanzar $100,000 al año.
Cómo planificar y abordar este riesgo financiero:
• Mantenga al paciente en su hogar tanto como sea posible, incluso con cuidados en el hogar si es necesario. Esto disminuirá el costo del cuidado, y además aportará un importante beneficio adicional. Permanecer en un ambiente conocido evita que la persona se desoriente lo que generalmente ocurre cuando se traslada a alguien
cuya capacidad mental está en declive.
• En Nueva York, Community Medicaid paga por el cuidado en el hogar sin examinar las finanzas de los últimos cinco años. Así usted puede proteger los bienes de su ser querido trasladándolos a un familiar o a un fideicomiso de protección de bienes, y acceder a Medicaid sin demora. Si es necesario los bienes
transferidos pueden ser usados para pagar los gastos básicos de la persona y para suplementar el cuidado que Medicare proporciona.
• En el caso de las parejas casadas, la planificación es especialmente importante para los esposos sanos. Necesitan proteger sus finanzas para no empobrecer mientras cuidan a sus conyugues enfermos.
• Planificar inmediatamente después de un diagnóstico puede ayudar a evitar la ruina financiera, especialmente si a la larga es necesario mover a una casa de reposo.

Riesgo #2: Cuidar a un ser querido con demencia puede afectar la salud del cuidador.

“El agotamiento del cuidador” se llama así por una buena razón: ocurre con frecuencia. Para las parejas de adultos mayores, cuidar de su cónyuge enfermo es arduo, y generalmente imposible para la pareja “saludable” (a menudo la “menos enferma”). Muchas veces ellos mismos sufren de problemas de salud del adulto mayor. Incluso los cuidadores más jóvenes se sienten muchas veces sobrepasados mental y físicamente debido a las exigencias emocionales y físicas del cuidado a su ser querido.
Como abordar el riesgo del agotamiento del cuidador:
• Los cuidadores deben evaluar cuidadosamente si necesitan apoyo. A menudo les explicamos a nuestros clientes que ya no podrán cuidar a su ser querido si se enferman debido a las exigencias de su trabajo. Hablar con sus amistades o con un Geriatric Care Manager puede ayudarlo a decidir si necesita ayuda y cómo puede conseguirla.
• El cuidado diurno al adulto puede ser una buena alternativa para permitirle al cuidador dedicarse a otras tareas del hogar, o para ir a trabajar.
• La ayuda de un asistente, incluso si es solo por algunas horas o un par de veces a la semana puede significar un buen descanso.
• También puede ser de gran ayuda contar con un grupo de apoyo para el cuidador. Conversar con personas que están viviendo las mismas circunstancias que usted puede entregarle información, tranquilidad y consuelo. Usted puede intercambiar consejos, ideas, e historias, y a veces, lo mejor de todo es darse cuenta que no está solo. Círculo de Cuidados de PSS es una organización sin fines de lucro con presencia en todos los distritos que ofrece ayuda y grupos de apoyo para los cuidadores. Hay servicios disponibles en inglés y español.

Riesgo #3: Cuidar a un ser querido con demencia afecta el ingreso potencial del cuidador.

Hace poco abordamos este problema en un artículo que escribimos para nuestro sitio en línea. A menudo los hijos que cuidan a sus padres de la tercera edad, generalmente mujeres, se encuentran en su mejor etapa de logro de ingresos. Abandonar la fuerza laboral para cuidar a uno de sus padres significa arriesgar no solo su ingreso actual, sino también sus ahorros de jubilación, en una etapa cuando los padres con un nido vacío pueden ahorrar más.
• Trate de limitar la cantidad de tiempo fuera de su trabajo. No dude en contratar a un ayudante. No solo le aportará un descanso en el cuidado a su ser querido, como lo indicamos
antes, sino también le permitirá trabajar y mantener su carrera en un momento cuando más significado tiene en su propio futuro.
• Si usted será el cuidador, un Acuerdo del cuidador puede ofrecerle ingresos para reemplazar el sueldo que perderá al dejar de trabajar o al disminuir horas de su trabajo. Además, es una forma positiva de reconocer y compensar a algún familiar que esté esforzándose más en el cuidado a su ser querido que otros miembros de su familia. Cual sea el caso, puede crear el Acuerdo del cuidador con el fin de hacer más fácil la elegibilidad de Medicaid.
• Lea más en nuestro artículo sobre las Exigencias del cuidado a un ser querido.

Riesgo #4: Es difícil encontrar y supervisar el cuidado de calidad para un ser querido con demencia.

Cuando usted comienza a buscar alternativas externas para cuidar a un ser querido, muchas personas no saben a quién acudir. Las agencias de apoyo para el hogar han aparecido en todos partes, pero una persona con demencia se encuentra en un estado vulnerable. No pueden realmente informar abuso si éste ocurre.
• Es importante encontrar un cuidador de calidad. Las agencias de cuidados en el hogar disponen de más supervisión y control. Por
supuesto nada es perfecto, pero de esta forma tendrá más control y flexibilidad que si usted mismo contrata a alguien. Y no cometa el error de pagarle a alguien
“efectivo”; es ilegal y además, lo pone a usted en una situación difícil en cuanto a responsabilidad legal.
• Para los hijos o cuidadores que viven lejos, puede ser extremadamente útil un Administrador de cuidados geriátricos (GCM por sus siglas en inglés) (hoy en día llamado inútilmente “Profesional de cuidados para la tercera edad” por la anterior Asociación Nacional de Administradores profesionales del cuidado geriatric0). El GCM puede ser contratado para ayudar de vez en cuando para asegurarse que todo esté funcionando bien.
• Si su ser querido necesita cuidados en una casa de reposo, haga su tarea. Las visitas, las recomendaciones personales y las opiniones en línea contribuyen a que usted se forme una opinión del lugar. Especialmente en el caso de los pacientes con demencia, enfóquese en la atención del personal y en la calidad del cuidado. El amoblado y la decoración probablemente no serán importantes para su ser querido.

Riesgo #5: Si no planifica con tiempo, se puede impedir legalmente que se manejen los asuntos de una persona con demencia.

Si alguien pierde su capacidad mental, probablemente esta persona dejará de pagar sus cuentas. Además, los individuos incapacitados se vuelven vulnerables a ser explotados, sufrir estafas, y robos. En la mayoría de los casos sus asuntos deberán ser manejados por otra persona. Pero la autorización legal para hacerlo, por medio de un Poder notarial, debe ser llevada a cabo mientras ellos aún tienen su capacidad mental. De lo contrario será necesario obtener un procedimiento legal para determinar quién manejará sus asuntos.
• Todos los adultos, pero en especial los adultos mayores, deberían tener listo un poder notarial amplio (POA por sus siglas en inglés), independiente si se necesite o no en ese momento. Este es un documento importante, con requisitos y protecciones claves para la persona que otorga el POA.
• Cuando los adultos mayores comienzan a perder su capacidad mental, por lo general están felices de ceder el control a otra persona que pagará sus cuentas y, por ejemplo, le arreglará el aire acondicionado. Para las personas que tengan dificultad en ceder el control de sus asuntos, puede ser difícil, pero esperar hasta que ya no tenga capacidad mental la deja a el/ella y a sus cuidadores en una posición muy complicada ya que nadie tiene el poder de actuar sin una orden de la corte.
• El POA le da al Representante el poder para actuar en el lugar del otorgante en cualquier momento.
• Aunque un POA le da al Representante mucho poder, éste requiere que el Representante actúe en beneficio del otorgante.
• El POA no necesita ser entregado materialmente al Representante. El otorgante lo puede guardar en su poder y decirle al Representante dónde se encuentra en caso de emergencia. Si una persona no está lista para entregar el control, este paso puede darle tranquilidad.

Riesgo #6: Una vez que la persona afectada pierda su capacidad mental, será imposible que exprese sus deseos relativos a su salud.

Conversar sobre los deseos de su ser querido es difícil pero importante a la vez. Y es indudablemente mejor tener esta conversación mientras la persona afectada sea capaz de expresar sus deseos.
• Implementar un Poder de cuidados de salud es clave para evitar esta situación. En ella, la persona afectada nombra una persona para que sea su Representante de cuidados de salud. Éste actúa solo si la persona afectada no es capaz de expresar sus deseos. Lo más importante es para la persona que nombra su Representante de cuidados de salud que comunique sus deseos directamente al Representante. Puede ser útil escribir algo como una guía, pero se debería indicar que es solo una guía, y que el poder de tomar una decisión final solamente se encuentra en las manos del Representante de cuidados de salud.
• Un “Testamento en vida” es problemático, ya que será vago o ambiguo, dejando el documento abierto a diversas interpretaciones y controversias. Los problemas médicos pueden ser complejos, y siempre se están desarrollando nuevos tratamientos y soluciones. Este factor dificulta tomar decisiones médicas por anticipado. Tener un “Testamento en vida” puede causar problemas y debe evitarse.
Nos puede parecer abrumador planificar con anticipación, pero la tranquilidad que encontramos al saber que los deseos de nuestros seres queridos se conocen y que usted ha cuidado de la salud y la seguridad de la vida de su ser querido y de sus asuntos financieros puede y debe hacerlo sentir tremendamente tranquilo.

Cynthia Kuster: Directora de Relaciones Institucionales, Lamson & Cutner, P.C. Attorneys for the Elderly and Disabled

Posted in Circulo de Cuidado.