LENGUAJE CENTRADO EN LA PERSONA

SOCIEDAD DEL ALZHEIMER

El lenguaje centrado en la persona

Diciembre de 2012

Haga clic aquí para ver el informe original en inglés.

 

Introducción: El poder de las palabras

El lenguaje es nuestro único talento humano y nuestro medio de comunicación más poderoso.

Las palabras pueden informarnos y consolarnos, pueden estimularnos y asombrarnos, pueden animar nuestros corazones y provocar nuestros deseos. Las palabras también nos pueden abofetear y golpear, pueden perturbar nuestros nervios, desalentar nuestras iniciativas y destruir nuestra confianza en nosotros mismos. Reaccionamos física y emocionalmente a lo que se nos dice y a lo que se dice sobre nosotros. Cómo se usa el lenguaje nos puede afectar tremendamente tanto como las acciones físicas. Este es el poder de las palabras.

El lenguaje usado para describir la enfermedad del Alzheimer y otros tipos de demencia ha sido históricamente muy negativo, enfocándose en la pérdida que ha vivido la persona que sufre de demencia. En tanto esta pérdida es real, este negativismo ha contribuido al desarrollo y a la promoción de las percepciones, de las interpretaciones y de los enfoques del cuidado a personas que se centran en las debilidades más que en las fortalezas, en la enfermedad más que en el bienestar y en las victimas más que en las personas como seres completos.

 

Motivación

Al usar conscientemente el lenguaje en forma más delicada, podemos evitar etiquetar a las personas con la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia y reducirlas a un síntoma o a un término médico. La Sociedad del Alzheimer ha desarrollado estas pautas del lenguaje como una herramienta para las personas que viven con Alzheimer, que apoyan o cuidan a un individuo con esta enfermedad u otros tipos de demencia. Esperamos que estas pautas fomenten la consistencia en el uso de un lenguaje respetuoso a través de los servicios de apoyo para la demencia.

El lenguaje centrado en la persona ayuda a abordar el miedo y el estigma que rodea a la enfermedad del Alzheimer y otras demencias, en efecto, transformando la enfermedad en una que las personas puedan reconocer y hablar más de ella. El propósito de los términos escogidos es mantener la dignidad y el respeto hacia todas las personas.

 

Cómo usar estas pautas

Estas pautas han sido desarrolladas para usarlas por el personal de la Sociedad del Alzheimer y voluntarios. Con el fin de promover el lenguaje centrado en la persona, los animamos a compartirlas con sus organizaciones socias. Consideren usar estas pautas cuando escriban y revisen políticas y procedimientos, recursos de información, contenidos de sitios en línea, materiales promocionales y presentaciones educacionales. Los términos se incluyen en una lista alfabética bajo el término “lenguaje comúnmente usado” para una fácil referencia.

El lenguaje es una cosa viva, como lo son estas pautas. La Sociedad del Alzheimer los invita a enviar sus comentarios sobre la eficacia de las pautas actuales y sus sugerencias sobre los términos que podrían incluirse en las futuras versiones. Por favor envíenos un correo eléctrico a language@alzheimer.ca con sus observaciones. El objetivo del lenguaje es comunicar. Con el fin de estar realmente centrado en la persona, es necesario elegir el lenguaje para alcanzar ese objetivo y para satisfacer a todas las personas involucradas en la conversación.

 

Principios y definiciones

 

El lenguaje centrado en la persona

El objetivo del lenguaje centrado en la persona es reconocer el impacto de éste en los pensamientos y acciones para asegurar que no disminuya el valor único e intrínseco de cada persona y para permitir la comunicación de una gran variedad de pensamientos, sentimientos y experiencias mientras se apoyen los siguientes principios.

1. Condición de la persona

Es el estado o condición que los demás otorgan a un ser humano en el contexto de una relación o de un estado social. Implica reconocimiento, respeto y confianza. – Kitwood, T.M. Dementia Reconsidered: the person comes first. p.cm. (Rethinking Aging series)

2. Dignidad y respeto

Crear condiciones positivas donde la persona pueda vivir sin temor de sentirse avergonzado o ridículo;  donde las personas sean tratadas con calidez y sinceridad, sean escuchadas sin ser juzgadas o donde se les dé la oportunidad de ser ellas mismas y de expresarse.

3. Aceptación y entendimiento

Aceptar a cada persona con incondicional aprecio. Aceptar el comportamiento como una forma de comunicación que expresa las necesidades y emociones que no se han satisfecho y ayudar a la persona a continuar gozando de sus propias libertades individuales.

4. Relaciones

Apoyar y preservar las relaciones existentes. Apoyar a la persona en el desarrollo de otras relaciones positivas.

5. Reconocimiento e individualidad

Reconocer la individualidad en las experiencias de la vida única de cada persona, en su personalidad, sus valores, sus creencias y opiniones. Respetar e incorporar estos elementos en la planificación del apoyo.

6. Relaciones de confianza

Entregar las condiciones necesarias para satisfacer las necesidades fundamentales y crear un clima para la realización personal al ofrecer una relación basada en la confianza. En una relación de confianza, la persona sabe que se respetan las confidencias, que se mantiene la práctica de elegir y el control y que no se abandonará a la persona.

 

Posted in Circulo de Cuidado.