Diez consejos para comunicarse con pacientes de Alzheimer y demencia

No discuta con una persona que padece de Alzheimer. No sirve de nada.

¿Alguna vez se ha sentido como si fuera incapaz de comunicarse o de manejar en forma positiva a una persona con Alzheimer o con algún tipo de demencia?

 Pruebe algunos de estos consejos para ver si lo ayudan.

Por Carole Larkin

Alzheimer’s Reading Room

  1. Mire a los ojos

Siempre acérquese a estos pacientes de frente y mírelos a los ojos. Si es necesario llámelos por sus nombres. Es importante que ellos lo vean y que pongan su atención en usted.

Trate de entender lo que piensan.

Aproxímese a ellos siempre de frente ya que si se acerca a ellos o si les habla por detrás o por un lado, puede asustarlos.

  1. Póngase a la altura de ellos

Mueva su cabeza para ubicarse al mismo nivel de la cabeza de ellos.

Doble sus rodillas o siéntese para alcanzar la altura de ellos. No se pare o de vueltas a su alrededor; los puede intimidar o asustarlos. No pueden concentrarse en usted y en lo que dice cuando ellos se enfocan en el miedo que sienten.

  1. Dígales lo que usted planea hacer antes de hacerlo

Especialmente si los va a tocar. Ellos necesitan primero saber lo que ocurrirá para que no piensen que usted los va a agarrar.

  1. Hable en forma tranquila

Hable siempre en forma tranquila, con un tono de voz animado, incluso si no está con ese ánimo. Si usted suena enojado o intranquilo, generalmente ellos le entregaran esa emoción a usted e incluso aún más.

  1. Hable lento

Cuando usted hable con ellos, reduzca su rapidez al hablar con ellos a la mitad de su forma de hablar normal. Respire hondo después de cada frase. Ellos no pueden procesar las palabras tan rápido como pueden hacerlo las personas sin su enfermedad. Deles la oportunidad de que entiendan todas sus palabras.

  1. Hable con frases cortas

Hable con frases cortas y directas con una sola idea por frase. Por lo general, ellos pueden poner atención en solo una idea a la vez.

  1. Solo haga una pregunta a la vez

Deje que contesten esa pregunta antes de que usted haga otra. Usted puede preguntar quién, qué, dónde y cuándo, pero NO por qué. La pregunta por qué es demasiado complicada. Ellos trataran de responderla, no podrán hacerlo y se frustrarán.

  1. No diga “recuerde”

Muchas veces ellos no podrán recordar, y entonces usted solo les estará recordando sus limitaciones.

Eso es ofensivo, y puede provocar que se enojen y/o sientan vergüenza.

  1. Convierta lo negativo en positivo

Por ejemplo, diga “vamos allí” en lugar de decir “no vayas allí”. Sea inclusivo y no les hable como si ellos fueran niños. Demuéstreles su respeto porque son adultos, y trátelos como tales.

 No discuta con ellos

No sirve de nada.

En lugar de eso, valide sus sentimientos, diciendo “veo que estas enojado (triste, molesto, etc.) Eso les permite saber que no se están solos y luego reoriéntelos nuevamente hacia otros pensamientos.

Carole Larkin MA, CMC, CAEd, QDCS, EICS – Es directora de cuidados geriátricos especializada en ayudar a las familias en asuntos relacionados con el Alzheimer y con demencias relacionadas. Además, ella proporciona capacitación a los cuidadores en empresas de cuidados en el hogar, en viviendas de residencia asistida, en comunidades de cuidados de la memoria y en casas de reposo, entregándoles específicas técnicas de demencia para cuidar de la mejor forma a los pacientes de demencia. ThirdAge Services LLC está ubicada en Dallas, Texas.

Posted in Circulo de Cuidado.