Cómo usar la terapia del movimiento en el #cuidado de pacientes con #demencia @TogetherNThis

Invitada especial: Natasha Goldstein- Levitas, terapeuta de danza y movimiento

El movimiento es universal

En la vida y a través de la relación que existe entre cuidadores y pacientes con demencia, nos desplazamos juntos y nos apartamos siguiendo diversos ritmos, pasos, estados de ánimo y patrones, cada uno de éstos expresando algo único y también manifestando alguna emoción.

En nuestro rol de cuidadores, conocemos las emociones que expresan agotamiento, dolor, pérdida e incluso rabia que nos acompañan en nuestra labor. A medida que pasa el tiempo, se hace más difícil unirnos y conectarnos en forma creativa con nuestros pacientes y seres queridos.

 El movimiento mejora la salud y el bienestar

La buena salud depende del funcionamiento e interacción de nuestros sistemas neurofisiológicos (es decir del sistema circulatorio, respiratorio, digestivo, muscular y neurológico), y cuando nos movemos, estos sistemas se estimulan.

Movámonos con nuestros pacientes o seres queridos para aumentar el flujo de oxígeno al cerebro y a los músculos; para mejorar la circulación; para mejorar el dormir; y para disminuir el estrés, la ansiedad y la depresión. Además, el movimiento físico mejora el funcionamiento inmunológico general, y también promueve el bienestar y ¡la confianza en sí mismo!

Movámonos juntos para lograr harmonía

Cuando sentimos que nuestros ritmos y nuestros estados de ánimo están desconectados, ¿por qué no tratar de tocar algunas de nuestras melodías favoritas y juntos “golpetear con nuestros dedos al son del ritmo” en alguna superficie plana? Ustedes podrían animar a sus seres queridos a hacer esto siguiendo diferentes compases y volúmenes de intensidad y permitirles dirigir el ejercicio.

El ritmo de la música junto a secuencias de movimiento estructurado puede ayudarlos a orientarse, organizarse y conectarse y como resultado profundizan la relación entre el cuidador y el paciente.

Ustedes pueden demostrar secuencias de movimientos simples y motivar a sus seres queridos a estirar los brazos sobre sus cabezas y bajarlos mientras lentamente cuentan. Y usando todo “el control” del que dispongan, estirar sus dedos de diferentes formas, haciendo juntos ejercicios de respiración.

Siempre es importante tocar alguna música suave conocida de su preferencia en el trasfondo.

También pueden ofrecer instrumentos musicales pequeños que se sostengan con las manos y animar a sus pacientes a “sentir el ritmo” y disfrutar tocando los instrumentos al compás de la música que se escucha en el fondo.

El movimiento y la estimulación sensorial

Presente bufandas de variados diseños y colores, y suavemente tire del lado opuesto, balancéense de lado a lado e incluso exploren juntos la sensación del contacto con ellas y sus texturas.

 

Asimismo, arreglar flores naturales o de seda es una actividad sensorial que involucra movimiento físico y manual para promover una sensación de control. Esta actividad de atención plena y consciente también desarrolla las destrezas para resolver problemas.

Tal vez, invente una mezcla de aromaterapia que no sea costosa usando ingredientes como canela, clavos de olor, manzanas, naranjas y/o limones mezclados en un bol con agua y caliéntela en la cocina. O también ayude a su paciente o ser querido a aplicarse loción de manos con algún aroma.

Cuando ustedes se mueven al mismo ritmo, los diversos estímulos sensoriales pueden traer recuerdos, y fomentar una sensación de bienestar y de estructura.

Al igual que existen momentos difíciles y de frustración en nuestra actividad del cuidado de nuestros seres queridos, también hay momentos de conexión y de claridad.

Nos acercamos y nos distanciamos. Juntos avanzamos.

Acerca de la autora: Natasha Goldstein-Levitas, MA, BC-DMT es una terapeuta con mención en danza y movimiento de Filadelfia, Pensilvania. Es además practicante de Reiki con más de 16 años de experiencia trabajando con adultos mayores que sufren de discapacidad desde severa a una con mayor autonomía provenientes de diversos orígenes socio económicos y culturales.

Ella es una convencida que una práctica terapéutica habitual, y actividades artísticas creativas y de estimulación sensorial son componentes claves para ayudar a promover el bienestar y la calidad de vida en estas personas vulnerables.

Visite el sitio en línea NatashaGoldstein.com para obtener más información sobre la terapia de danza y movimiento.

La versión original de este artículo aparece en http://togetherinthis.com/use-movement-therapy-dementia-care/

Together in This es un recurso en línea ayudando a los miembros de familia dedicados para una persona con Alzheimer u otras demencias.

 

 

Posted in Circulo de Cuidado.